El misterio musical del lenguaje




"Y ardiendo
acuden
las lenguas bífidas,
las rojas sibilas
ardiendo guay
consumen,
las sibilas púrpuras,
las lenguas miserere
consuman,
ardiendo amén,
las lenguas encarnadas,
las perversas y santas inocentes
ardiendo azules,
mentidas hasta el gris,
hasta el gris verídicas,
ardiendo,
igualando,
obedecen
las lenguas serviciales,
y velozmente incineran
los indudables,
los insistentes
borradores". 
(Amelia Biagioni, El humo, 51 Emecé, 1967)



1 comentario:

Andrés Patteta Toledo dijo...

Hermoso poema de una grande.

Publicar un comentario

Comentarios